Paternidad y maternidad responsablemente.
Ser padres es lo más lindo que puede sucederte en la vida. Sin embargo, traer un hijo al mundo no es un juego sino una gran responsabilidad. Todo hombre o mujer que deseen agrandar la familia deberán ejercer una maternidad y paternidad responsable para que el niño aprenda a desenvolverse en esta vida.
Como te decía al comienzo, no existen recetas que nos enseñen cómo ser padres. De todas maneras, les dejamos algunos consejos para lograr una maternida y patenidad
Lo que hacen los padres importa. La forma en que los padres se comportan día a día influye en el desarrollo de la personalidad de los niños. Como papá y mamá son modelos para los niños, deben actuar dando un buen ejemplo para los pequeños. Los niños aprenden observando a sus padres.
No deben ser demasiado amorosos. Las demostraciones de amor hacia los hijos son fundamentales, pero cuando se exceden se vuelven un problema. No hay que malcriar ni consentir todo el tiempo a los pequeños: es necesario ponerles límites. Si les damos permiso para todo.
Evita los castigos. Castigar a los niños porque se portan mal no es una solución. La violencia, tanto física como verbal, no lleva a ninguna parte. Además, los niños golpeados se convierten en personas agresivas. Establecer límites a los hijos no es ejercer el poder indiscriminadamente sino saber enseñar.

Participar en la vida de los hijos. Ser padres no es traer un hijo al mundo y se acabó. Es una gran responsabilidad. Ahora, los niños ocupan el centro de sus vidas y como papá o mamá deberán sacrificar mucho por ellos.

Darles independencia. Así como debemos estar al tanto de la vida de los niños, también debemos dejarles espacio para sí mismos. La sobreprotección de los hijos los convierte en personas vulnerables y dependientes.

Explicarles las decisiones. Los niños son niños, no tontos. Quizás lo que para ti es obvio, para los niños no, pues recién están aprendiendo. Explícales por qué no deben hacer determinada cosa y sí hacer otra.

Trata a los niños con respeto. Es una obviedad, pero vale la pena destacarlo. Debemos demostrarles nuestro amor, tratarlos con amabilidad, prestarles atención cuando nos hablan y trata de complacerlos cuando puedas.



http://www.entrepadres.com/2010-06-03/6730/maternidad-y-paternidad-responsable/